investigación científica

El método sería el procedimiento para lograr objetivos y la investigación científica (mejorar nuestro nivel profesional) consiste en el estudio de este procedimiento para resolver el problema.

investigación científica

Investigación Científica:

Investigar viene de la palabra latina sustantiva vestigio “seguir la huella”; también se puede interpretar in – vestigia – ire que significa ir en pos de unos vestigios, de unos rastros…

Sus sinónimos son indagar, inquirir, buscar dando un rodeo, rastrear, hacer diligencias para descubrir una cosa. Muchos hombres, en el curso de muchos siglos, han creído en la posibilidad de descubrir la técnica del descubrimiento, y de inventar la técnica de la invención.

Pero semejante arte jamás fue inventado. Lo que es más, podría argüirse que jamás se inventará, a menos que se modifique radicalmente la definición de “ciencia”; en efecto, el conocimiento científico por oposición a la sabiduría revelada, es esencialmente falible, esto es, susceptible de ser parcial o aun totalmente refutado.

La falibilidad del conocimiento científico es por consiguiente, la imposibilidad de establecer reglas de oro que nos conduzcan derechamente a verdades finales. (Behar Rivero, 2008, pág. 13)

La Metodología de la Investigación (M.I.) o metodología de la Investigación Científica es aquella ciencia que provee al investigador de una serie de conceptos, principios y leyes que le permiten encauzar de un modo eficiente y tendiente a la excelencia el proceso de la investigación científica.

El objeto de estudio de la M.I. lo podemos definir como el proceso de Investigación Científica, el cual está conformado por toda una serie de pasos lógicamente estructurados y relacionados entre sí.

Este estudio se hace sobre la base de un conjunto de características y de sus relaciones y leyes. (Cortés Cortés & Iglesias León, 2004).

Según mi propia definición, la investigación científica consiste en hallar, buscar, explorar y/o intentar seguir la huella de algo. Todos somos investigadores potenciales pues desde que nacemos investigamos nuestro cuerpo, los olores, los sonidos, los objetos, etc.

Así, nuestra vida forma parte de la investigación pues cuando vamos de viaje y llegamos a un pueblo que no conocemos, optamos por investigar cuál es el mejor lugar para almorzar por ejemplo. Por tanto, podemos decir que nuestra vida es una constante investigación natural.

Por otro lado, no puede haber investigación científica si no hay un problema. Por ejemplo: un sistema que funciona mal, siempre está colgándose, desactualizado, no editable, etc.
Y para que una investigación sea buena debemos intentar solucionar un problema encontrado y generar conocimiento.

Cuidado con la generación de conocimiento:

Aquí hay que tener mucho cuidado pues generar conocimiento no es tan sólo reunir información, reunir libros, no es ir a la biblioteca para buscar un tema, ni transportar información de un lugar a otro, ni consultar expedientes o archivos para obtener una información específica.

Generar conocimiento es transformar la información obtenida, interpretar, modificar y mejorar todo lo que investigamos.

Quien pasa por la universidad tiene que tener la suficiente capacidad para “hacer algo” con lo aprendido. Es decir, no basta con aprender sino hay que transferir lo aprendido a otros contextos a otros campos o realizar nuevas investigaciones.

En la investigación científica no debemos memorizar procedimientos sino de comprenderlos para definir las situaciones en que son o no aplicables, para analizar cuándo son válidos y cuando son pertinentes. Por tanto, lo que memoricemos al leer no es importante, sino cómo lo aplicamos en futuras circunstancias.

El hecho de decir cómo voy o cómo quiero hacer algo, genera conocimiento.

Pero esta generación de conocimiento debe estar basada en la metodología y técnicas anteriormente establecidas. Es como invocar a algo ya anteriormente estudiado o estipulado para que le de sostenibilidad a nuestra investigación.

Y como profesionales que somos y para que tenga sentido nuestra investigación, el conocimiento que generamos siempre debe estar orientado a solucionar un problema de una empresa, negocio o de cualquier otra institución.

Por último, puedo agregar que el crear una técnica nunca antes vista para el tratamiento de la catarata le valió al peruano Luis Izquierdo Villavicencio (46 años) ser distinguido como el mejor oftalmólogo a nivel mundial.

En febrero pasado, alcanzó la medalla de oro durante el Cataract Surgery Olympics, en el Congreso Mundial de Oftalmología realizado en México.

En la competencia, Izquierdo Villavicencio superó a oculistas de diversos países de América Latina, América del Norte, Europa, Medio Oriente y Asia. Todo esto gracias a la investigación científica.

Por tanto, podemos concluir que la investigación científica para un profesional es para siempre. No hay otra forma de aumentar el nivel profesional, sin investigar.

Método Científico:

El método científico y su influencia en las creencias datan de la época de los griegos.

La tradición del conocimiento que pasa del padre al hijo, del maestro al aprendiz, es la auténtica raíz de la ciencia y existe desde los más remotos tiempos del hombre, desde mucho antes de que la ciencia pudiera considerarse como institución o hubiera dado lugar a un método distinto del sentido común y el saber tradicional.

El método científico es, por contraste, una abstracción de los hechos. Existe el peligro de considerarlo como una especie de forma platónica ideal, como si existiera un camino único para hallar la verdad sobre la naturaleza o sobre el hombre y la única ocupación de los científicos fuera encontrar ese camino y mantenerse en él (Behar Rivero, 2008, pág. 5).

El método científico no es algo fijo, sino algo que se encuentra en un proceso de desarrollo y que no puede ser encaminado sin advertir sus estrechas relaciones con su carácter social y clasista de la ciencia (Behar Rivero, 2008, pág. 5).

Mario Bunge (2004) escribe: “El método científico es la estrategia de la investigación para buscar leyes…”

La palabra método, de origen griego, designa un camino que lleva a alguna parte a la que se quiere llegar. Es decir, el método científico puede definirse como la manera de decir o hacer en orden las cosas.

Un sistema organizado para llegar a una conclusión que pueda ser comprobada en cualquier lugar y por cualquier persona (reproductibilidad).

Por tanto, podemos decir que el método científico es un conjunto de pasos establecidos por una disciplina con el fin de alcanzar conocimientos válidos mediante instrumentos, técnicas o aplicaciones confiables.

El método científico se sustenta en 2 pilares: la reproductividad y la falsabilidad (toda propuesta tiene que ser susceptible de ser falsada).

La ciencia se vale del método científico para mejorar o progresar, y éste tiene la particularidad de usar técnicas específicas en cada área del conocimiento.

Según Quintares (2011), el método científico puede expresarse en varias formas: observación, experimentación, formulación, comunicación, verificación.

Diferencias entre método científico e investigación científica:

Primero hay que resaltar que método e investigación científica son conceptos diferentes. El método sería el procedimiento para lograr objetivos y la investigación científica consiste en el estudio de este procedimiento para resolver el problema.

Por tanto, el método científico orienta el o los procedimientos cuando se lleva a cabo una investigación, y en la cual se pueden derivar otros métodos particulares con los cuales un investigador se propone a explorar, describir, definir o demostrar una realidad.

Otra diferencia que podemos encontrar es que la investigación científica es la manera de entender toda la información recopilada, con el fin de dar a conocer algún evento que ya está comprobado por el método científico.

Bibliografía

Behar Rivero, D. (2008). Metodología de la Investigación. Editorial Shalom 2008.
Bunge, M. (2004). La Investigación Científica. Siglo Veintiuno Editores.
Cortés Cortés, M., & Iglesias León, M. (2004). Generalidades sobre Metodología de la Investigación (Primera ed.). Campeche: Polkey Gómez.
Quirantes, A. (29 de Septiembre de 2011). Naukas. Recuperado el 13 de Junio de 2016, de http://naukas.com/2011/09/29/el-metodo-cientifico-una-herramienta-maravillosa/

Deja tu comentario:

Leave a comment